Menu
09/08/2020
A+ A A-

VI Semana Social Católica – La doctrina social de la Iglesia: Amor y justicia

 Caballeros Católicos auspician reflexiones sobre cómo 'construir el reino de los cielos aquí en la tierra'.


A veces suena muy difícil de explicar y comprender: la doctrina social de la Iglesia. ¿A qué se refiere? ¿Cómo se practica?

En la fiesta de La Candelaria, el obispo auxiliar de Miami iluminó fácilmente la respuesta. Se trata de poner en práctica el mandamiento de amar a Dios y amar al prójimo para “construir el reino de los cielos aquí en la tierra”.

Con esas palabras, Mons. Enrique Delgado inauguró la Semana Social auspiciada cada dos años por los Caballeros Católicos de la Arquidiócesis de Miami. La semana comenzó con la Misa celebrada por el obispo el 2 de febrero en la iglesia St. John the Apostle, en Hialeah, y concluyó el 8 de febrero en la Ermita de la Caridad con otra Misa, esta vez celebrada por Mons. Thomas Wenski, arzobispo de Miami. 

El propósito de la Semana Social es aprender y reflexionar sobre la teología moral y la doctrina social de la Iglesia, teniendo en cuenta sobre todo las encíclicas Rerum Novarum de 1891, y su sucesora, Cuadragesimo Anno, escrita con motivo del cuarenta aniversario de Rerum Novarum.

El Dr. Santiago Cárdenas, de los Caballeros Católicos, lo explicó así: “La doctrina social es una aplicación del Evangelio”.

“¿Por qué se demoró 17 siglos (en llegar)? Hay que preguntarle al Espíritu Santo”, dijo Cárdenas. Pero “llegó en el momento preciso”, ya que, en 1891, el mundo pasaba por la revolución industrial, que cambió la manera en que los hombres y mujeres trabajaban, así como la manera en que las ciudades, sociedades y pueblos se organizaban, sobre todo en términos económicos.

“Lo que se entiende mal es que (la doctrina social de la Iglesia) es una teoría económica. No es el capitalismo ni el socialismo. Es teología moral — la aplicación de la moral a esas dos teorías económicas” que no tienen filosofía de por sí, dijo Cárdenas. “La Iglesia trata de iluminarlo desde el punto de vista teológico.”

De hecho, dijo Mons. Delgado, “existen muchas encíclicas escritas por diferentes papas” sobre temas como los salarios justos, los estándares morales en los negocios, la resolución pacífica de los conflictos humanos y hasta el cambio climático, esta última escrita por el Papa Francisco.

Pero en el fondo, dijo, la doctrina social de la Iglesia busca concientizar a la humanidad de que “todos somos hijos de Dios” y “cada uno depende de todos”.

Añadió que la meta de tantas encíclicas y enseñanzas es, según dijo San Juan Pablo II, “la formación de la conciencia de los seres humanos” para practicar “un amor que nos lleve a la justicia”, ya que como también dijo San Juan Pablo, “no puede existir paz sin justicia”.

Mons. Delgado apuntó que “cada vez que hacemos un acto de caridad a nuestros hermanos, estamos creando el reino de Dios aquí en la tierra”.

La Semana Social siguió el 3 de febrero en la iglesia St. Timothy, en Miami, con una presentación sobre el “Salario Mínimo”. El 5 de febrero se dieron dos presentaciones simultaneas. Una, sobre "Las encíclicas", en la Casa de los Cursillos de Cristiandad, en Miami; y otra, sobre la “Sociología Católica”, en la iglesia St. John, en Hialeah. La sesión del 6 de febrero tuvo lugar a en la Casa Manresa, de los jesuitas, en Miami. El tema fue la “Conversión Ecológica”.

Antes de la Misa de clausura el 8 de febrero en la Ermita, hubo un foro abierto a toda opinión. El moderador fue Alberto Muller, y el invitado de Cuba fue Dagoberto Valdés quien dio una conferencia sobre “El daño antropológico en las sociedades totalitarias”.

Los Caballeros Católicos, fundados en Cuba en 1926, recibieron como prioridad del episcopado cubano el estudio y la diseminación de la doctrina social de la Iglesia, especialmente de la encíclica de Pío XI, Cuadragesimo Anno, publicada a solo seis años de la fundación de la asociación. Las dos primeras semanas de estudios sociales tuvieron lugar en Cuba.

“Los Caballeros Católicos en el exilio, continuadores de la obra, hemos organizado seis bienales de contenido social con la participación de nuestra jerarquía y la primigenia inspiración de Mons. Agustín Román, en cuyo recuerdo actuamos”, dijo Cárdenas. “Por ellas han desfilado lo mejor de la intelectualidad católica y secular de Cuba y del sur floridano interesada en estos retos que incluyen temas actuales, como el aborto, el tráfico humano, el salario mínimo, la política no partidaria, etc”.