Menu
19/01/2020
A+ A A-

El abominable caso: la esclavitud de los médicos cubanos

La revolución comunista cubana tiene las manos manchadas de sangre por tanta gente cubana inocente que ha muerto, que es políticamente perseguida, o vive en la total pobreza,  o les cercenaron el derecho a soñar, o viven en la indigencia, o tienen casi un siglo de atraso tecnológico respecto a otros países del mundo,  o añoran la libertad de expresión,  o desean ser felices y esa felicidad se les niega, con el uso de la fuerza y del terror. Peor aún, les niegan a elegir a sus gobernantes libre, soberana y lícitamente.

Es decir, los cubanos viven como esclavos, excepto los líderes del poder en la isla, quienes viven como reyes. Ejemplo patético de esa situación se refleja en la fortuna que dejo Fidel Castro al morir, que según dicen, murió multimillonario. Me pregunto: ¿Qué tipo de negocios le enriquecieron, diferente al narcotráfico, entre otras actividades ilícitas?

El caso de los médicos cubanos es patético y reflejo de lo que puede hacer un tipo de régimen criminal como el cubano al obligar a sus médicos a aceptar condiciones de trabajo denigrantes en el exterior que rayan en la esclavitud y en lo criminal al obligarles a servir de espías para su gobierno y a trabajar en condiciones infrahumanas por encima de las 40 horas semanales de trabajo normal en el mundo civilizado. 

No contentos con este perverso trato, al final de sus contratos solo reciben migajas de un seudo sueldo en dólares que cobran a sus clientes mundiales, que les pagan por sus servicios especiales, mientras que el gobierno se queda con una parte importante de dicho sueldo. Es decir, parte del producto del trabajo de los médicos cubanos ayuda a mantener económicamente el régimen dictatorial comunista, tal como sucede en actividades típicas de esclavitud de seres humanos.

Al parecer las Naciones Unidas estarían tomando interés en el asunto y estaría considerando declarar como esclavista al régimen comunista cubano por tal situación, obligándoles además a servir de espías para el régimen cubano. Sin embargo, desde mi punto de vista, dudo que la ONU sancione al régimen cubano por tales prácticas, puesto que durante más 60 años, les ha permitido toda clase de exabruptos y violaciones a las leyes internacionales, haciéndose de la vista gorda ante tantas evidencias de gobierno dictatorial, con licencia para delinquir.

Ojalá y me equivoque, pero no se puede confiar en la ONU, puesto que esta organización  mundial, al parecer favorece en gran proporción a países dictatoriales y violadores consuetudinarios de los derechos humanos, en especial a gobiernos de ideologías socialistas y totalitarias; tales como lo son las dictaduras o gobiernos  de: China, Rusia, Corea del Norte, Cuba, Nicaragua, Venezuela, Irán, etc., sin que se tomen las acciones respectivas. Ojala y me equivoque y procedan a sancionar al régimen de Cuba por este atípico y perverso trato de esclavos a sus médicos, quienes merecen ser tratados como seres humanos y profesionales dignos de la medicina. “Amanecerá y veremos”